Relevamiento Plaza San Martin

Scanfgfdguyf231051235823156322350 Scanfgfdguyf231051235823156322351 Scanfgfdguyf2310512358231563223511 Scanfgfdguyf2310512358231563223512 Scanfgfdguyf23105123582315632235112 Scanfgfdguyf2310512358231563223511833 Scanfgfdguyf2310512358231563223511834 Scanfgfdguyf2310512358231563223511835 Scanfgfdguyf2310512358231563223511836 good Scanfgfdguyf2310512358231563223511836

Anuncios

Metáfora

Suele ser un comentario bastante común, el escuchar decir que “despues del caos viene la calma”. Relaciono este dicho popular con los momentos creativos a que todo diseñador debe enfrentarse. Cuando se debe abordar una consigna en la cual se necesita dar respuesta a una problemática determinada, comienzan a aparecer cientos y cientos de posibles soluciones. Una vez imaginadas todas las propuestas, nos encontramos con un gran problema… ¡¡Nuestra mente es un caos!! ¡Hay propuestas por todos lados! pero debemos organizarlas, razonarlas y tomar la mejor o quizás fusionar algunas… Y aquí encontramos nuestro momento de calma, el momento en que nace nuestra solución. Muchas veces, el caos no puede tener solo una connotación negativa, si pensamos bien, obtenemos grandes ideas a partir del caos que nosotros mismos generamos en nuestro interior.

Caos de Ideashttp://ffffound.com/image/7cd178267ebacd8a963c3f6d12b63597a9f2c3eb?c=2983633

Jackson Pollock, artista del caos.

Jackson Pollock, artista del caos. jackson-pollock5

En las pinturas de este artista observamos como el caos, el desorden, la mezcla generadora de unidad entre tantas lineas, manchas, puntos, puede darnos una mirada muy amplia sobre lo que el sujeto quiso transmitir. Se representada de una manera muy libre, dejando los trazos a voluntad de su creador, las manchas y salpicaduras muestran una dimensión algo indeterminada. Es muy fácil observar como una gran multiplicidad de colores, formas, lineas, se suceden al mismo tiempo creando una compleja trama.

Caracas, caos urbano.

Caracas caos urbano
Caos Arquitectónico/Urbanístico

En esta imagen podemos observar la acepción de “desorden” e “indeterminismo determinado”. La primera se materializa en la no planificación urbanística de la ciudad, y la segunda en la individualidad de cada construcción, con sus características propias, que forma un conjunto, transformándose en un todo con características particulares.